Tratamiento de tendón de Aquiles en Villahermosa

Servicios Médicos
TRATAMIENTO DE TENDON DE AQUILES
¿Qué es el tendón de Aquiles? El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Le permite ponerse en puntas de pie y empujar cuando camina o corre. ¿Cuáles son los problemas comunes del tendón de Aquiles? Los dos principales problemas son: Tendinopatía de Aquiles. Esto incluye una de dos afecciones: Tendinitis. Esto realmente significa "inflamación del tendón". Pero la inflamación rara vez es la causa del dolor en el tendón. Tendinosis. Esto se refiere a los pequeños desgarros (microdesgarros) en el tejido del tendón o a su alrededor. Estos desgarros son causados por el uso excesivo. En la mayoría de los casos, el dolor del tendón de Aquiles es el resultado de la tendinosis, no de la tendinitis. Algunos expertos ahora usan el término tendinopatía para incluir la inflamación y los microdesgarros. Sin embargo, muchos médicos aún podrían utilizar el término tendinitis para describir una lesión de los tendones. Desgarro o ruptura del tendón de Aquiles o ruptura. Un tendón de Aquiles también puede desgarrarse parcialmente o desgarrarse totalmente (ruptura). Un desgarro parcial puede causar síntomas leves o ningún síntoma. Pero una rotura completa causa dolor y pérdida repentina de fuerza y movimiento. Los problemas del tendón de Aquiles pueden parecer repentinos. Pero generalmente son el resultado de muchos pequeños desgarros en el tendón que han sucedido con el tiempo. La tendinopatía de Aquiles suele ocurrir en hombres mayores de 30 años. La mayoría de las rupturas del tendón de Aquiles ocurren en personas de 30 a 50 años que son atletas recreativos ("guerreros de fin de semana"). También pueden suceder rupturas en los adultos mayores. ¿Qué causa los problemas del tendón de Aquiles? La tendinopatía de Aquiles casi siempre es causada por el uso excesivo o los movimientos repetidos en los deportes, el trabajo u otras actividades. Por ejemplo, si hace muchos movimientos de empujar o de parar y seguir cuando juega deportes, puede tener microdesgarros en el tendón. La ruptura del tendón de Aquiles casi siempre es causada por un movimiento repentino y contundente que estresa el músculo de la pantorrilla. Esto puede ocurrir durante una actividad atlética intensa o incluso durante simplemente correr o saltar. Los adultos de mediana edad están particularmente predispuestos a padecer este tipo de lesiones. ¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas de la tendinopatía de Aquiles incluyen hinchazón en la zona del tobillo y dolor leve o grave. El dolor puede aparecer gradualmente o puede ocurrir solamente cuando usted camina o corre. Usted podría tener menos fuerza y amplitud de movimiento en el tobillo. Los síntomas de una ruptura del tendón de Aquiles pueden incluir un dolor repentino y agudo. La mayoría de las personas siente o escucha un chasquido al mismo tiempo. Pueden aparecer hinchazón y moretones. Podría no ser capaz de apuntar el pie hacia abajo ni pararse sobre las puntas. ¿Cómo se diagnostican los problemas del tendón de Aquiles? Su médico puede saber si tiene un problema del tendón de Aquiles haciéndole preguntas acerca de su salud pasada y revisándole la parte posterior de la pierna para detectar dolor e hinchazón. Si los síntomas son graves o no mejoran con el tratamiento, su médico podría recomendarle que se haga una radiografía, una ecografía o una MRI. ¿Cómo se tratan? El tratamiento para problemas leves del tendón de Aquiles incluye reposo, analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre y ejercicios de estiramiento. Puede que necesite usar zapatos con buena amortiguación y cambiar la forma de realizar deportes para que usted reduzca la tensión sobre el tendón. El tratamiento temprano funciona mejor y puede prevenir más lesiones. Los dispositivos ortopédicos en los zapatos también pueden ayudar a reducir la tensión sobre el tendón. Incluso en los casos leves, puede llevar de semanas a meses de descanso para que el tendón se repare por mismo. Es importante ser paciente y no volver demasiado pronto a los deportes y actividades que sobrecargan el tendón. El tratamiento para problemas graves, como un tendón desgarrado o roto, puede incluir cirugía o un yeso, una férula, un aparato o una bota ortopédica, u otro dispositivo que impida el movimiento de la pantorrilla. El ejercicio, bien sea en fisioterapia o en un programa de rehabilitación, puede ayudar a que la parte inferior de la pierna vuelva a ser fuerte y flexible. El tendón tardará de semanas a meses en sanar. Aunque el tratamiento para los problemas del tendón de Aquiles lleva tiempo, generalmente funciona. La mayoría de las personas puede volver a los deportes y otras actividades.
HOSPITAL ANGELES
Torre de Especialidades . Primer Piso Consultorio 110 Av. Prolongación Paseo Usumacinta s/n, Col. Tabasco 2000, Villahermosa, Tabasco
Consultas: (993) 310 0447
Horario: 9 a 13 hrs - 16 a 20 hrs. Lunes a Sábado
ATENCION DE URGENCIAS
Calle Independencia 108, Primero de Mayo, Villahermosa, Tabasco

Dr. Jaime Hernández Hernández . Médico Especialista en Traumatología y Ortopedia

Torre de Especialidades, Hospital Angeles, Primer Piso Consultorio 110, Villahermosa, Tabasco

Urgencias: 993 315 9660 / 993 183 8320
Horario: 24 hrs. / Lunes a Domingo
Torre de Especialidades . Primer Piso Consultorio 110 Av. Prolongación Paseo Usumacinta s/n, Col. Tabasco 2000, Villahermosa, Tabasco
Dr. Jaime Hernández Hernández
Traumatología y Ortopedia
Servicios Médicos
TRATAMIENTO DE TENDON DE AQUILES
¿Qué es el tendón de Aquiles? El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Le permite ponerse en puntas de pie y empujar cuando camina o corre. ¿Cuáles son los problemas comunes del tendón de Aquiles? Los dos principales problemas son: Tendinopatía de Aquiles. Esto incluye una de dos afecciones: Tendinitis. Esto realmente significa "inflamación del tendón". Pero la inflamación rara vez es la causa del dolor en el tendón. Tendinosis. Esto se refiere a los pequeños desgarros (microdesgarros) en el tejido del tendón o a su alrededor. Estos desgarros son causados por el uso excesivo. En la mayoría de los casos, el dolor del tendón de Aquiles es el resultado de la tendinosis, no de la tendinitis. Algunos expertos ahora usan el término tendinopatía para incluir la inflamación y los microdesgarros. Sin embargo, muchos médicos aún podrían utilizar el término tendinitis para describir una lesión de los tendones. Desgarro o ruptura del tendón de Aquiles o ruptura. Un tendón de Aquiles también puede desgarrarse parcialmente o desgarrarse totalmente (ruptura). Un desgarro parcial puede causar síntomas leves o ningún síntoma. Pero una rotura completa causa dolor y pérdida repentina de fuerza y movimiento. Los problemas del tendón de Aquiles pueden parecer repentinos. Pero generalmente son el resultado de muchos pequeños desgarros en el tendón que han sucedido con el tiempo. La tendinopatía de Aquiles suele ocurrir en hombres mayores de 30 años. La mayoría de las rupturas del tendón de Aquiles ocurren en personas de 30 a 50 años que son atletas recreativos ("guerreros de fin de semana"). También pueden suceder rupturas en los adultos mayores. ¿Qué causa los problemas del tendón de Aquiles? La tendinopatía de Aquiles casi siempre es causada por el uso excesivo o los movimientos repetidos en los deportes, el trabajo u otras actividades. Por ejemplo, si hace muchos movimientos de empujar o de parar y seguir cuando juega deportes, puede tener microdesgarros en el tendón. La ruptura del tendón de Aquiles casi siempre es causada por un movimiento repentino y contundente que estresa el músculo de la pantorrilla. Esto puede ocurrir durante una actividad atlética intensa o incluso durante simplemente correr o saltar. Los adultos de mediana edad están particularmente predispuestos a padecer este tipo de lesiones. ¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas de la tendinopatía de Aquiles incluyen hinchazón en la zona del tobillo y dolor leve o grave. El dolor puede aparecer gradualmente o puede ocurrir solamente cuando usted camina o corre. Usted podría tener menos fuerza y amplitud de movimiento en el tobillo. Los síntomas de una ruptura del tendón de Aquiles pueden incluir un dolor repentino y agudo. La mayoría de las personas siente o escucha un chasquido al mismo tiempo. Pueden aparecer hinchazón y moretones. Podría no ser capaz de apuntar el pie hacia abajo ni pararse sobre las puntas. ¿Cómo se diagnostican los problemas del tendón de Aquiles? Su médico puede saber si tiene un problema del tendón de Aquiles haciéndole preguntas acerca de su salud pasada y revisándole la parte posterior de la pierna para detectar dolor e hinchazón. Si los síntomas son graves o no mejoran con el tratamiento, su médico podría recomendarle que se haga una radiografía, una ecografía o una MRI. ¿Cómo se tratan? El tratamiento para problemas leves del tendón de Aquiles incluye reposo, analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre y ejercicios de estiramiento. Puede que necesite usar zapatos con buena amortiguación y cambiar la forma de realizar deportes para que usted reduzca la tensión sobre el tendón. El tratamiento temprano funciona mejor y puede prevenir más lesiones. Los dispositivos ortopédicos en los zapatos también pueden ayudar a reducir la tensión sobre el tendón. Incluso en los casos leves, puede llevar de semanas a meses de descanso para que el tendón se repare por mismo. Es importante ser paciente y no volver demasiado pronto a los deportes y actividades que sobrecargan el tendón. El tratamiento para problemas graves, como un tendón desgarrado o roto, puede incluir cirugía o un yeso, una férula, un aparato o una bota ortopédica, u otro dispositivo que impida el movimiento de la pantorrilla. El ejercicio, bien sea en fisioterapia o en un programa de rehabilitación, puede ayudar a que la parte inferior de la pierna vuelva a ser fuerte y flexible. El tendón tardará de semanas a meses en sanar. Aunque el tratamiento para los problemas del tendón de Aquiles lleva tiempo, generalmente funciona. La mayoría de las personas puede volver a los deportes y otras actividades.

Tratamiento de tendón de Aquiles en

Villahermosa

Dr. Jaime Hernández Hernández . Médico Especialista en

Traumatología y Ortopedia

Torre de Especialidades, Hospital Angeles, Primer Piso

Consultorio 110, Villahermosa, Tabasco

Dr. Jaime Hernández Hernández
Traumatología y Ortopedia

Tratamiento de tendón de

Aquiles en Villahermosa

Dr. Jaime Hernández Hernández

Traumatología y Ortopedia

Torre de Especialidades - Hospital Angeles

Primer Piso, Cons. 110

Villahermosa, Tab.

Servicios Médicos
¿Qué es el tendón de Aquiles? El tendón de Aquiles conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Le permite ponerse en puntas de pie y empujar cuando camina o corre. ¿Cuáles son los problemas comunes del tendón de Aquiles? Los dos principales problemas son: Tendinopatía de Aquiles. Esto incluye una de dos afecciones: Tendinitis. Esto realmente significa "inflamación del tendón". Pero la inflamación rara vez es la causa del dolor en el tendón. Tendinosis. Esto se refiere a los pequeños desgarros (microdesgarros) en el tejido del tendón o a su alrededor. Estos desgarros son causados por el uso excesivo. En la mayoría de los casos, el dolor del tendón de Aquiles es el resultado de la tendinosis, no de la tendinitis. Algunos expertos ahora usan el término tendinopatía para incluir la inflamación y los microdesgarros. Sin embargo, muchos médicos aún podrían utilizar el término tendinitis para describir una lesión de los tendones. Desgarro o ruptura del tendón de Aquiles o ruptura. Un tendón de Aquiles también puede desgarrarse parcialmente o desgarrarse totalmente (ruptura). Un desgarro parcial puede causar síntomas leves o ningún síntoma. Pero una rotura completa causa dolor y pérdida repentina de fuerza y movimiento. Los problemas del tendón de Aquiles pueden parecer repentinos. Pero generalmente son el resultado de muchos pequeños desgarros en el tendón que han sucedido con el tiempo. La tendinopatía de Aquiles suele ocurrir en hombres mayores de 30 años. La mayoría de las rupturas del tendón de Aquiles ocurren en personas de 30 a 50 años que son atletas recreativos ("guerreros de fin de semana"). También pueden suceder rupturas en los adultos mayores. ¿Qué causa los problemas del tendón de Aquiles? La tendinopatía de Aquiles casi siempre es causada por el uso excesivo o los movimientos repetidos en los deportes, el trabajo u otras actividades. Por ejemplo, si hace muchos movimientos de empujar o de parar y seguir cuando juega deportes, puede tener microdesgarros en el tendón. La ruptura del tendón de Aquiles casi siempre es causada por un movimiento repentino y contundente que estresa el músculo de la pantorrilla. Esto puede ocurrir durante una actividad atlética intensa o incluso durante simplemente correr o saltar. Los adultos de mediana edad están particularmente predispuestos a padecer este tipo de lesiones. ¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas de la tendinopatía de Aquiles incluyen hinchazón en la zona del tobillo y dolor leve o grave. El dolor puede aparecer gradualmente o puede ocurrir solamente cuando usted camina o corre. Usted podría tener menos fuerza y amplitud de movimiento en el tobillo. Los síntomas de una ruptura del tendón de Aquiles pueden incluir un dolor repentino y agudo. La mayoría de las personas siente o escucha un chasquido al mismo tiempo. Pueden aparecer hinchazón y moretones. Podría no ser capaz de apuntar el pie hacia abajo ni pararse sobre las puntas. ¿Cómo se diagnostican los problemas del tendón de Aquiles? Su médico puede saber si tiene un problema del tendón de Aquiles haciéndole preguntas acerca de su salud pasada y revisándole la parte posterior de la pierna para detectar dolor e hinchazón. Si los síntomas son graves o no mejoran con el tratamiento, su médico podría recomendarle que se haga una radiografía, una ecografía o una MRI. ¿Cómo se tratan? El tratamiento para problemas leves del tendón de Aquiles incluye reposo, analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre y ejercicios de estiramiento. Puede que necesite usar zapatos con buena amortiguación y cambiar la forma de realizar deportes para que usted reduzca la tensión sobre el tendón. El tratamiento temprano funciona mejor y puede prevenir más lesiones. Los dispositivos ortopédicos en los zapatos también pueden ayudar a reducir la tensión sobre el tendón. Incluso en los casos leves, puede llevar de semanas a meses de descanso para que el tendón se repare por mismo. Es importante ser paciente y no volver demasiado pronto a los deportes y actividades que sobrecargan el tendón. El tratamiento para problemas graves, como un tendón desgarrado o roto, puede incluir cirugía o un yeso, una férula, un aparato o una bota ortopédica, u otro dispositivo que impida el movimiento de la pantorrilla. El ejercicio, bien sea en fisioterapia o en un programa de rehabilitación, puede ayudar a que la parte inferior de la pierna vuelva a ser fuerte y flexible. El tendón tardará de semanas a meses en sanar. Aunque el tratamiento para los problemas del tendón de Aquiles lleva tiempo, generalmente funciona. La mayoría de las personas puede volver a los deportes y otras actividades.
TRATAMIENTO DE TENDON DE AQUILES
Dr. Jaime Hernández Hernández
Traumatología y Ortopedia
Torre de Especialidades y Hospital Ángeles . Villahermosa, Tab.